Rumores en la Empresa ¿Buenos o malos?

Para responder a este interrogante empecemos definiendo que es un rumor, según la RAE:

Por tanto, podemos entender que para el caso de las organizaciones un rumor es una afirmación no verificable que se comparte de persona a persona partiendo de información o situación que produce incertidumbre al no haber sido comunicada de forma oficial por parte de la compañía.

Un rumor puede empezar por una frase tan simple como “Pues yo he escuchado…” frase que puede generar una mal ambiente de trabajo que no permite pensar en otra cosa que no sea el rumor, y de esta manera desestabilizar el trabajo de personas que están motivadas y comprometidas con la empresa.

A nivel corporativo, los rumores pueden tener consecuencias negativas que generan preocupación e inseguridad, o efectos positivos que permitan mejorar aquello sobre lo que se está especulando y fortalecer los canales de comunicación que favorezcan el dialogo y la circulación de información verídica.

Los rumores en la empresa pueden ser un arma de doble filo y aunque pueden llegar a quebrantar la reputación de la organización también pueden beneficiarla si se tratan con cuidado y a través de una estrategia de comunicación que cree accesos eficientes a la información.

2018-05-25T12:15:49+00:00